Tag Archives: cerebro

El mapa del cerebro

21 Jul
1469015826_731136_1469016199_noticia_normal
El mapa de 180 módulos, incluidas las áreas visuales (azul), auditivas (rojo), y táctiles/motoras (verde).MATTHEW GLASSER/DAVID VAN ESSEN

Un siglo de neurología ha demostrado que el córtex cerebral, la sede de la mente humana, está dividido en áreas discretas, o módulos especializados en distintas funciones. Pero todo el córtex tiene una anatomía tan parecida que cartografiar esos módulos no ha resultado nada fácil, pese a intentos loables como el de Brodman, que ya en 1909 elaboró un mapa que todavía se sigue utilizando como una aproximación aceptable. Esta situación acaba de cambiar.

Los neurocientíficos Matthew Glasser, David Van Essen y sus colegas de la Universidad de Washington en Saint Louis, Missouri, en colaboración con investigadores de Oxford, Londres, Minneapolis y Nijmegen, Holanda, han dibujado un mapa del córtex que puede resultar definitivo, o al menos tiene esa vocación. Su secreto es que es “multimodal”: a diferencia de los anteriores intentos, como el de Brodman de 1909, el nuevo mapa usa tres criterios combinados –microarquitectura local, conectividad y función— y reúne información de 210 jóvenes saludables.

¿Y LAS PROVINCIAS?

J. S.

Una cosa es que el mapa de exactamente 180 módulos (por hemisferio, lo que da un total de 360 módulos) tenga vocación de definitivo, y otra muy distinta que cada módulo no pueda tener subdivisiones adicionales. En nuestra metáfora de los 180 países, cabría preguntarse ¿y las provincias? No solo es probable que las haya, sino que sabemos positivamente que las hay en ciertos casos.

Por ejemplo, es bien sabido que las áreas somatosensoriales (las que reciben e interpretan el mundo táctil) y motoras (las que mueven brazos, piernas y demás) están subdivididas en zonas: de hecho, en tantas como zonas tiene el cuerpo. Estas áreas forman los famosos homúnculossomatosensorial y motor, esas figuras humanoides, con enormes manos y lenguas, cuyas deformaciones reflejan la distinta importancia que nuestro cerebro da a los estímulos del tacto, y a la finura del movimiento de los dedos de las manos, por ejemplo. Es seguro que habrá provincias también en el resto del córtex, y tal vez pueblos, aldeas y pedanías.

Cada hemisferio del córtex ha resultado tener exactamente 180 áreas corticales, de las que 97 eran desconocidas para la ciencia. El trabajo, un verdadero tour de forceneurológico, tiene importantes implicaciones para la neurocirugía, los estudios de desarrollo, envejecimiento y enfermedades neurológicas, y permitirá una investigación avanzada de la evolución de la mente humana a partir de sus ancestros primates. El mapa se presenta en el artículo principal de Nature y pronto estará disponible libremente para la comunidad científica (http://humanconnectome.org). La mente ha sido al fin cartografiada.

La estructura modular del córtex (o corteza cerebral, la fina y arrugada capa más externa del cerebro) se empezó a revelar hace más de un siglo con el mero estudio de las lesiones accidentales, y también de los tumores o ictus localizados en una u otra zona. Los daños en ciertas partes de la cabeza pueden causar formas de ceguera, o complejos defectos del procesamiento de las imágenes, y en otros lugares se asocian a la percepción auditiva, el control de los músculos o la coordinación de los movimientos, la interpretación del lenguaje, la aptitud numérica, el razonamiento lógico o el comportamiento social y moral.

Glasser y Van Essen se han beneficiado ahora de la gran calidad y versatilidad de las exploraciones por MRI (imagen por resonancia magnética) reunidas por el Proyecto Conectoma Humano, financiado por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de Estados Unidos con 30 millones de dólares (27 millones de euros) con el objetivo, precisamente, de elucidar las autopistas neuronales que subyacen a la función del cerebro: un mapa de carreteras de la mente humana.

La alta calidad del nuevo mapa afecta a todas las regiones del córtex. Las distintas áreas implicadas en procesar la información visual (V1, V2…), que funcionan como una jerarquía donde la información que llega de la retina se va abstrayendo progresivamente (ángulos, polígonos, poliedros…) resultan ahora tan evidentes como en un mapa político, y además pueden considerar fácilmente las diferencias entre personas, que son notables. En otro ejemplo espectacular, la nueva cartografía ha identificado un área del lenguaje que había pasado inadvertida tras un siglo de investigaciones neurológicas intensas.

Los autores esperan, sin embargo, que sean las partes cerebrales peor definidas hasta ahora las que más se beneficien de su estudio. Esto incluye el córtex prefrontal, la parte más anterior del cerebro, que es la que más ha crecido durante la evolución de los homínidos, y donde residen las funciones más específicamente humanas: las altas funciones intelectuales, como el razonamiento lógico, el pensamiento abstracto y su interacción permanente con las emociones. Es ahí donde la nitidez de la nueva cartografía permitirá avanzar más la investigación en los próximos años.

La Huella de la Palabra. Psicología

20 Jun

El País, 20 Junio 2016

Distintos estudios apuntan a que eternos rivales como la terapia psicológica y los tratamientos farmacológicos podrían ser grandes aliados a la hora de propiciar cambios positivos en el cerebro.

Si LA PALABRA es el lenguaje del cerebro, es lógico pensar que, a fuerza de repetirla, acabe dejando una impronta. Estudios de neuroimagen demuestran que así es.

El cerebro es un órgano vivo que sufre cambios constantes: se transforma en función de lo que vemos, oímos, hacemos y decimos, y gracias a la neuroplasticidad, activa durante toda la vida, se sigue modificando hasta la muerte.
Los hallazgos a nivel molecular en este campo hicieron a Eric Kandel merecedor del Premio Nobel de Fisiología o Medicina en el año 2000. Sus descubrimientos se han ido comprobando mediante neuroimagen y siguen siendo objeto de estudio.

El cerebro funciona como un gran bloque interconectado. En él hay distintas regiones especializadas encargadas de decodificar información, almacenar recuerdos, regular emociones, decidir si una conducta es pertinente ante una situación determinada, qué estímulos de nuestro entorno son más o menos relevantes y, por tanto, merecen una mayor o menor atención, etcétera. La actividad cerebral es incesante: en función del momento, unas regiones están más activas que otras, optimizando así su funcionamiento y rendimiento energético. En algunos casos, determinadas regiones están activas cuando en condiciones normales deberían permanecer en reposo, por eso hablamos de enfermedad: funcionan mal.

Observemos la región conocida como cerebro emocional: el sistema límbico. En él conviven una estructura llamada amígdala, implicada en el procesamiento de emociones como el miedo, que se activa en situaciones de peligro; el hipocampo, órgano fundamental de la memoria, y áreas de gran especialización como, por ejemplo, la encargada del recuerdo de las vivencias traumáticas. En personas con fobias –miedo irracional ante un estímulo normalmente inocuo– observamos una hiperactividad del sistema límbico en general y en particular a nivel de la amígdala y el hipocampo. Ante estímulos que no suponen un peligro real, estas zonas deberían estar en reposo.

Diferentes técnicas de neuroimagen funcional han permitido estudiar la incidencia de la psicoterapia sobre el funcionamiento del cerebro en enfermedades mentales como la fobia, observándose una normalización de su funcionamiento tras un tratamiento adecuado. Los estudios han encontrado que la psicoterapia también provoca cambios a nivel de la corteza prefrontal o el cerebro lógico, que es la región responsable del pensamiento racional y otras funciones mentales superiores propias del ser humano. Se ha concluido además que a los cambios funcionales les siguen otros en la estructura cerebral, más estables a largo plazo, tras la aplicación de la psicoterapia. Curiosamente, se han detectado patrones similares con la psicoterapia y con los tratamientos farmacológicos, lo que sugiere que psicoterapia y medicamentos podrían funcionar de forma paralela.

Tradicionalmente hemos asistido al enfrentamiento de dos corrientes: las “biologicistas”, que centran sus conocimientos, las bases de la enfermedad mental y, en consecuencia, su solución en los procesos bioquímicos cerebrales, y las “psicologicistas”, que plantean que tanto el origen como la solución se encuentran en el ambiente. Sin embargo, esta tradicional rivalidad va perdiendo fuelle porque, según varios estudios, las intervenciones psicoterapéuticas también son biológicas, pues producen cambios a nivel bioquímico similares a los que producen los fármacos.

CONFIDENCIAS
El poder del silencio

2073psicologia01-440x330

El secreto del éxito del psicoanálisis está en el silencio del psicoanalista: es el paciente quien tiene que profundizar en su cerebro hasta extraer las conclusiones necesarias con ayuda del tiempo y de la pericia directiva del analista.

Diferentes técnicas psicoterapéuticas, como la terapia de orientación psicodinámica (el psicoanálisis) o la cognitivo-conductual, demuestran tener un impacto claro sobre el funcionamiento cerebral.

La fuerza de la repetición es la responsable de que funcione la terapia cognitivo-conductual, de ahí los famosos “deberes” que el terapeuta manda semana tras semana hasta conseguir una nueva huella cerebral.

POR Lola Morón

Nacida en El Aaiun en 1971, es psiquiatra y experta en neuropsiquiatría. Su formación pasó por la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad de Queens (Canadá), y en ambos ha sido también profesora. Es responsable de la Unidad de Neuropsiquiatría del Hospital Clínico San Carlos.

Comienzo de curso. Homenaje a Oliver Sacks (II)

11 Sep

El 30 de agosto 2015 moría Oliver Sacks, magnífico neurólogo y destacado divulgador científico. Una de las lecturas recomendadas en nuestra asignatura es su obra “El hombre que confundió a su mujer con un sombrero”, vamos a comenzar este curso leyendo uno de sus capítulos “El artista autista” que nos servirá para preparar nuestra primera salida pedagógica: visitaremos la exposición : “Yo veo lo que tu no ves” (CaixaForum Madrid) 

Después de leer el capítulo “El artista autista” responderemos a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué características del autismo se incluyen en la lectura?
  • ¿José padece autismo desde que nació?
  • Las personas con autismo no pueden comunicarse como lo hace el resto de la gente pero ¿es cierto en el caso de José? ¿cómo se expresa José?
  • ¿Qué trabajos podría desempeñar un autista en la sociedad?

Enlaces recomendados:

Películas sobre Autismo y Asperger

Algunas peliculas que he encontrado sobre el tema: (Miguel Gallardo, autor de “María y yo”)

Películas

Son-Rise: A Miracle of Love (1979)

The Boy Who Could Fly (1986)

Rain Man (1988) – Tom Cruise debe cuidar a Dustin Hoffman, quien sufre de autismo

House of Cards (1993) – Tommy Lee Jones es un experto en autismo en niños.

Mercury Rising (1998) – Película de acción con Bruce Willis

Miracle Run (2004) – Con Aidan Quinn y Mary Louis Parker, con Za Efron

Marathon (2005) – De Corea del Sur. Uno niño autista encuentra consuelo al correr, y su madre hará todo lo posible para que sea feliz.

Mozart and the Whale (2005) – Historia de amor entre dos personas con el Síndrome de Asperger.


Sueño de una noche de invierno (2005)

After Thomas (2006)

Snow Cake (2006) – Sobre la amistad de dos mujeres, una con autismo y otra traumatizada por un accidente automovilístico

The Black Balloon (2008) – Thomas debe cuidar de su hermano mayor que tiene autismo debido a que su madre tiene complicaciones con su embarazo.

Temple Gradin (2010) – Historia real de una joven que revolucionó una industria, quien es autista. Protagonizada por Claire Danes.

¿Os acordáis de las prácticas de percepción?

22 Jul
ÓPTICA

La ciencia confirma que el vestido de Internet es en realidad azul y negro

Científicos españoles publican un artículo sobre la prenda más popular de la Red y una revista especializada en visión prepara un monográfico sobre este fenómeno viral

El País,

Rompió Internet en uno de los fenómenos más virales de la historia de la Red y, efectivamente, era azul y negro, aunque eso ya lo sabíamos casi todos. Pero ahora lo hemos confirmado gracias a unos científicos españoles que han analizado en el laboratorio tanto la percepción del color en la famosa foto del vestido como el vestido físico en sí. Aunque mucho se ha escrito sobre este episodio de azules, negros y dorados, todavía hay margen para seguir estudiando sus implicaciones, o al menos eso piensan los expertos en óptica y color, que han visto en el vestido no solo una gran oportunidad para divulgar su ciencia, sino también un hito en la descripción de la vista humana.

Imagen del vestido en una tienda online de ropa. / ROMAN ORIGINALS

Cuando estalló el viral, una catedrática de Óptica de la Universidad de Extremadura, María Isabel Suero, no se resistió a la tentación de comprarlo. A un colega de la Universidad de Granada, Manuel Melgosa, sus alumnos le preguntaban sobre el fenómeno: “Al principio, respondí sin mucha fortuna. Más tarde, me explicaron lo que estaba pasando. Es una ocasión excepcional para divulgar sobre nuestro conocimiento del color”, explica Melgosa. Este catedrático se puso en contacto con Suero, que le dijo que tenía un ejemplar del vestido, y se decidieron a estudiarlo. Sus resultados, publicados en la revista científica de referencia en su campo, aseguran que el vestido es en realidad azul y negro. Pero depende.

Aquí entran los matices, muchos matices, en los que se quieren centrar los científicos para explicar que la percepción del color es muy compleja. “Es azul y negro según un aparato que realiza una medición objetiva del color, un espectrofotómetro que puede predecir la percepción humana del color con una iluminación neutra, lo que llamamos luz día”, explica Melgosa, apasionado de la divulgación. Y añade: “Las cosas no son de un color, sino que las percibimos de un color en función de tres factores: la iluminación, las propiedades del objeto y el sistema visual humano”. Por eso, los daltónicos no perciben los mismos colores o las cosas no tienen la misma apariencia a la luz del día que bajo las luces de una discoteca.

Es decir, el vestido es azul y negro para un ojo humano convencional a la luz del día, pero ha demostrado ser una prenda muy especial: “Parece ser el primer ejemplo de colores altamente ambiguos para las personas. Se trata de un asunto que puede ser muy novedoso en el ámbito de la óptica y el color”. Por esta razón, la revista científicaJournal of Vision ha decidido realizar un monográfico sobre el vestido y las implicaciones que tiene para la visión humana. Hace unos meses, otra publicación, Current Biology, publicó varios trabajos que trataban de explicar el porqué de esa pelea entre los que lo veían blanco y dorado y los que lo veían azul y negro.

Es una ocasión excepcional para divulgar sobre nuestro conocimiento del color”, explica Melgosa

Además, Melgosa y Suero, junto con el experto estadounidense Mark Fairchild, proponen una serie de factores que explican estos problemas para ponerse de acuerdo en torno al color de las cosas. Para empezar, el propio uso de palabras “imprecisas”, como azul, que son incapaces de transmitir con exactitud la gama cromática de la que se está hablando. Por eso en colorimetría se usan números.

En el caso de la foto del vestido, además, tenía mucho que ver el tipo de aparato en el que se veía la foto —porque cada uno usa luces distintas en la pantalla— o el ángulo de observación. “Y depende mucho del fondo, del contexto. En la foto que viralizó resulta evidente que la iluminación del fondo influyó mucho en la percepción del color. El contraste con algo más oscuro o luminoso confunde al ojo”, asegura Melgosa.

Bases biológicas de la conducta.

21 May

Fisiología del cerebro


Neuronas y neurotransmisores

Neurotransmisores

Actividad interdisciplinar. Disección del Cerebro

20 Mar cerebro4

cerebro30

cerebro29

Un año más los alumnos de Psicología (2º C Bto.) han disfrutado de una clase práctica en el Laboratorio de Ciencias: la DISECCIÓN DEL CEREBRO.  De la mano de la profesora Marta Díaz, han podido experimentar los fundamentos fisiológicos del cerebro, conceptos como áreas cerebrales, hipófisis, cerebelo, sinapsis, neurotransmisores, neuronas, etc… tienen ahora otra imagen para ellos.  Muchísimas gracias al Departamento de Ciencias Naturales por participar con nosotros en estos Trabajos por Proyectos.

Desde AQUÍ puedes ver el resto de las imágenes de la experiencia

Neuroimagen y predicción de la conducta. Prensa.

19 Ene

1421053581_532953_1421658288_noticia_normal

Un nuevo artículo de prensa sobre neurociencia queda incorporado al banco de artículos a comentar para este trimestre (VER SECCIÓN TAREAS). En este caso se trata de analizar los últimos avances en imágenes del cerebro, capaces ahora de vaticinar  el rendimiento educativo, las tendencias adictivas o delictivas y los hábitos insanos.

Se destaca en el artículo cuestiones como: Con un simple casco de electrodos, a las 36 horas del nacimiento de un bebé, se podrá predecir con un 81% de acierto si desarrollará dislexia a los ocho años. Este tipo de predicciones permitirían aplicar programas educativos especiales a esos niños durante los primeros ocho años de vida, un periodo crucial para el aprendizaje del lenguaje y la comprensión de la lectura.

Pero más allá de estos avances habrá que hacer hincapié en las cuestiones éticas que puedan derivarse de este tipo de investigaciones: por ejemplo: En la resolución de delitos, los análisis de neuroimagen tienen el potencial de informar la decisión del juez con una precisión mucho mayor que los actuales dictámenes de expertos. La cuestión principal es encontrar formas legales de garantizar que toda esa información predictiva se utilice para ayudar a los ciudadanos, y no para que las empresas o las instituciones seleccionen a la gente que tiene más probabilidades de éxito. Este, de hecho, es un problema tan difícil que cabe preguntarse si la neuroimagen va a causar más daño que beneficio social.

Esperamos tu comentarios de este artículo. (DESCARGAR AQUÍ)