Archivo | neurociencia RSS feed for this section

La Huella de la Palabra. Psicología

20 Jun

El País, 20 Junio 2016

Distintos estudios apuntan a que eternos rivales como la terapia psicológica y los tratamientos farmacológicos podrían ser grandes aliados a la hora de propiciar cambios positivos en el cerebro.

Si LA PALABRA es el lenguaje del cerebro, es lógico pensar que, a fuerza de repetirla, acabe dejando una impronta. Estudios de neuroimagen demuestran que así es.

El cerebro es un órgano vivo que sufre cambios constantes: se transforma en función de lo que vemos, oímos, hacemos y decimos, y gracias a la neuroplasticidad, activa durante toda la vida, se sigue modificando hasta la muerte.
Los hallazgos a nivel molecular en este campo hicieron a Eric Kandel merecedor del Premio Nobel de Fisiología o Medicina en el año 2000. Sus descubrimientos se han ido comprobando mediante neuroimagen y siguen siendo objeto de estudio.

El cerebro funciona como un gran bloque interconectado. En él hay distintas regiones especializadas encargadas de decodificar información, almacenar recuerdos, regular emociones, decidir si una conducta es pertinente ante una situación determinada, qué estímulos de nuestro entorno son más o menos relevantes y, por tanto, merecen una mayor o menor atención, etcétera. La actividad cerebral es incesante: en función del momento, unas regiones están más activas que otras, optimizando así su funcionamiento y rendimiento energético. En algunos casos, determinadas regiones están activas cuando en condiciones normales deberían permanecer en reposo, por eso hablamos de enfermedad: funcionan mal.

Observemos la región conocida como cerebro emocional: el sistema límbico. En él conviven una estructura llamada amígdala, implicada en el procesamiento de emociones como el miedo, que se activa en situaciones de peligro; el hipocampo, órgano fundamental de la memoria, y áreas de gran especialización como, por ejemplo, la encargada del recuerdo de las vivencias traumáticas. En personas con fobias –miedo irracional ante un estímulo normalmente inocuo– observamos una hiperactividad del sistema límbico en general y en particular a nivel de la amígdala y el hipocampo. Ante estímulos que no suponen un peligro real, estas zonas deberían estar en reposo.

Diferentes técnicas de neuroimagen funcional han permitido estudiar la incidencia de la psicoterapia sobre el funcionamiento del cerebro en enfermedades mentales como la fobia, observándose una normalización de su funcionamiento tras un tratamiento adecuado. Los estudios han encontrado que la psicoterapia también provoca cambios a nivel de la corteza prefrontal o el cerebro lógico, que es la región responsable del pensamiento racional y otras funciones mentales superiores propias del ser humano. Se ha concluido además que a los cambios funcionales les siguen otros en la estructura cerebral, más estables a largo plazo, tras la aplicación de la psicoterapia. Curiosamente, se han detectado patrones similares con la psicoterapia y con los tratamientos farmacológicos, lo que sugiere que psicoterapia y medicamentos podrían funcionar de forma paralela.

Tradicionalmente hemos asistido al enfrentamiento de dos corrientes: las “biologicistas”, que centran sus conocimientos, las bases de la enfermedad mental y, en consecuencia, su solución en los procesos bioquímicos cerebrales, y las “psicologicistas”, que plantean que tanto el origen como la solución se encuentran en el ambiente. Sin embargo, esta tradicional rivalidad va perdiendo fuelle porque, según varios estudios, las intervenciones psicoterapéuticas también son biológicas, pues producen cambios a nivel bioquímico similares a los que producen los fármacos.

CONFIDENCIAS
El poder del silencio

2073psicologia01-440x330

El secreto del éxito del psicoanálisis está en el silencio del psicoanalista: es el paciente quien tiene que profundizar en su cerebro hasta extraer las conclusiones necesarias con ayuda del tiempo y de la pericia directiva del analista.

Diferentes técnicas psicoterapéuticas, como la terapia de orientación psicodinámica (el psicoanálisis) o la cognitivo-conductual, demuestran tener un impacto claro sobre el funcionamiento cerebral.

La fuerza de la repetición es la responsable de que funcione la terapia cognitivo-conductual, de ahí los famosos “deberes” que el terapeuta manda semana tras semana hasta conseguir una nueva huella cerebral.

POR Lola Morón

Nacida en El Aaiun en 1971, es psiquiatra y experta en neuropsiquiatría. Su formación pasó por la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad de Queens (Canadá), y en ambos ha sido también profesora. Es responsable de la Unidad de Neuropsiquiatría del Hospital Clínico San Carlos.

Comienzo de curso. Homenaje a Oliver Sacks (II)

11 Sep

El 30 de agosto 2015 moría Oliver Sacks, magnífico neurólogo y destacado divulgador científico. Una de las lecturas recomendadas en nuestra asignatura es su obra “El hombre que confundió a su mujer con un sombrero”, vamos a comenzar este curso leyendo uno de sus capítulos “El artista autista” que nos servirá para preparar nuestra primera salida pedagógica: visitaremos la exposición : “Yo veo lo que tu no ves” (CaixaForum Madrid) 

Después de leer el capítulo “El artista autista” responderemos a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué características del autismo se incluyen en la lectura?
  • ¿José padece autismo desde que nació?
  • Las personas con autismo no pueden comunicarse como lo hace el resto de la gente pero ¿es cierto en el caso de José? ¿cómo se expresa José?
  • ¿Qué trabajos podría desempeñar un autista en la sociedad?

Enlaces recomendados:

Películas sobre Autismo y Asperger

Algunas peliculas que he encontrado sobre el tema: (Miguel Gallardo, autor de “María y yo”)

Películas

Son-Rise: A Miracle of Love (1979)

The Boy Who Could Fly (1986)

Rain Man (1988) – Tom Cruise debe cuidar a Dustin Hoffman, quien sufre de autismo

House of Cards (1993) – Tommy Lee Jones es un experto en autismo en niños.

Mercury Rising (1998) – Película de acción con Bruce Willis

Miracle Run (2004) – Con Aidan Quinn y Mary Louis Parker, con Za Efron

Marathon (2005) – De Corea del Sur. Uno niño autista encuentra consuelo al correr, y su madre hará todo lo posible para que sea feliz.

Mozart and the Whale (2005) – Historia de amor entre dos personas con el Síndrome de Asperger.


Sueño de una noche de invierno (2005)

After Thomas (2006)

Snow Cake (2006) – Sobre la amistad de dos mujeres, una con autismo y otra traumatizada por un accidente automovilístico

The Black Balloon (2008) – Thomas debe cuidar de su hermano mayor que tiene autismo debido a que su madre tiene complicaciones con su embarazo.

Temple Gradin (2010) – Historia real de una joven que revolucionó una industria, quien es autista. Protagonizada por Claire Danes.

Bases biológicas de la conducta.

21 May

Fisiología del cerebro


Neuronas y neurotransmisores

Neurotransmisores

Actividad interdisciplinar. Disección del Cerebro

20 Mar

cerebro30

cerebro29

Un año más los alumnos de Psicología (2º C Bto.) han disfrutado de una clase práctica en el Laboratorio de Ciencias: la DISECCIÓN DEL CEREBRO.  De la mano de la profesora Marta Díaz, han podido experimentar los fundamentos fisiológicos del cerebro, conceptos como áreas cerebrales, hipófisis, cerebelo, sinapsis, neurotransmisores, neuronas, etc… tienen ahora otra imagen para ellos.  Muchísimas gracias al Departamento de Ciencias Naturales por participar con nosotros en estos Trabajos por Proyectos.

Desde AQUÍ puedes ver el resto de las imágenes de la experiencia

Neuroimagen y predicción de la conducta. Prensa.

19 Ene

1421053581_532953_1421658288_noticia_normal

Un nuevo artículo de prensa sobre neurociencia queda incorporado al banco de artículos a comentar para este trimestre (VER SECCIÓN TAREAS). En este caso se trata de analizar los últimos avances en imágenes del cerebro, capaces ahora de vaticinar  el rendimiento educativo, las tendencias adictivas o delictivas y los hábitos insanos.

Se destaca en el artículo cuestiones como: Con un simple casco de electrodos, a las 36 horas del nacimiento de un bebé, se podrá predecir con un 81% de acierto si desarrollará dislexia a los ocho años. Este tipo de predicciones permitirían aplicar programas educativos especiales a esos niños durante los primeros ocho años de vida, un periodo crucial para el aprendizaje del lenguaje y la comprensión de la lectura.

Pero más allá de estos avances habrá que hacer hincapié en las cuestiones éticas que puedan derivarse de este tipo de investigaciones: por ejemplo: En la resolución de delitos, los análisis de neuroimagen tienen el potencial de informar la decisión del juez con una precisión mucho mayor que los actuales dictámenes de expertos. La cuestión principal es encontrar formas legales de garantizar que toda esa información predictiva se utilice para ayudar a los ciudadanos, y no para que las empresas o las instituciones seleccionen a la gente que tiene más probabilidades de éxito. Este, de hecho, es un problema tan difícil que cabe preguntarse si la neuroimagen va a causar más daño que beneficio social.

Esperamos tu comentarios de este artículo. (DESCARGAR AQUÍ)

Bases biológicas de la conducta. Neurociencia

2 Nov

PRESENTACIÓN CONTENIDOS DEL TEMA (DESCARGAR)

Por si te resulta de utilidad, te recordamos publicaciones anteriores sobre este tema:

 NEUROTRANSMISORES

Cinco refranes que la neurociencia puede explicar

12 Jun

Tener dos dedos de frente, contar hasta diez o el amor es ciego son creencias populares con un fundamento biológico

FOTOLIA
El cerebro tiene tendencia a dejarse guiar por las creencias que funcionan, como algunas recogidas en el refranero

No es casualidad que tengamos un refrán para casi todo. En realidad el extenso refranero, en ocasiones un compendio de psicología, refleja la tendencia de nuestro cerebro a dejarse guiar por aquellas creencias que con alta probabilidad funcionan. Tampoco es casualidad que ante una decisión importante pidamos consejo a las personas de nuestra confianza. Refranes y consejos hacen las veces de protocolos que nos indican cómo actuar en cada ocasión sin tener que tomarnos la molestia de poner en marcha un complicado proceso de toma de decisiones en cada ocasión. Se trata de atajos de pensamiento, o heurísticos, que nos indican cómo actuar en cada ocasión sin tener que pensarlo mucho.

Investigadores de la Universidad de Brown, en Rhode Island (Estados Unidos), han descubierto que esa tendencia a seguir los consejos ya sea del refranero o de otras personas está determinada por nuestros genes, como explicaron en «Journal of Neuroscience».

En nuestro cerebro hay dos regiones con «puntos de vista diferentes» sobre cuánto debe influir en nuestra forma de pensar la información que recibimos. Por un lado tenemos a la corteza prefrontal, encargada de la planificación de conductas complejas, la conducta social, algunos aspectos del lenguaje y está implicada también en la personalidad, que «prefiere» tenerlo todo bajo control y suele hacer caso a los consejos y creencias.

Justo por debajo de la parte delantera del cerebro (denominada lóbulo frontal), se sitúa otra estructura, llamada estriado, que forma parte de sistema de recompensa del cerebro y “prefiere” ser autodidacta y tiene por costumbre aprender de la propia experiencia. Se sabe que nuestra forma de actuar ante una determinada situación está determinada por un equilibrio entre estas dos estructuras.

Ante una actividad nueva se impone en principio la corteza prefrontal y nos guiamos por los consejos o creencias previas. Pero con el tiempo la experiencia personal recogida en el estriado, toma el mando. El «mediador» entre ambas regiones del cerebro es el neurotransmisor dopamina.

Y precisamente a la corteza prefrontal hace referencia el primero de los refranes que la neurociencia puede explicar.

SIGUE LEYENDO