Hoy en prensa: percepción auditiva

14 Mar

Ilusión auditiva: comprueba cómo tu cerebro convierte la repetición en música

Por  | Neurolab – jue, 13 mar 2014

A tu cerebro le encanta la repetición. Los psicólogos llevan años comprobando que el mero hecho de haber visto o escuchado algo con anterioridad produce en nuestra mente una especie de placer, como si el cerebro se sintiera bien con el reconocimiento e incluso jugara a completar lo que cree que falta. Como explica Elizabeth H. Margulis en un espléndido reportaje en la revista Aeon, es como si al volver a ver una figura conocida, en lugar de decir “eso es un triángulo, lo reconozco”, el cerebro tuviera un pequeño subidón y exclamara: “Ey, me gusta el triángulo, ¡me hace sentirme más listo!”

El fenómeno de la repetición tiene un papel especialmente destacado en la música. La inmensa mayoría de los ritmos que producimos los humanos se caracterizan por la repetición de un patrón y su efecto sobre el cerebro es lo que lo hace la música tan participativa e irresistible. Hasta el punto de que el simple hecho de repetir algo puede musicalizarlo “mágicamente”. Para demostrarlo, la psicóloga Diana Deutsch, de la Universidad de California, San Diego, ha creado una ilusión auditiva llamada la ilusión del “discurso convertido en canción” (speech-to-song illusion). Para experimentarlo, os pido que escuchéis los dos siguientes audios de forma consecutiva y sin interrupción:

Haz click aquí para escuchar el primer audio:

Haz click aquí para escuchar el segundo audio:

Si has realizado la prueba bien (y no hace falta saber inglés), en el primer audio habrás escuchado un bucle con la expresión “and they sometimes behave so strangely” (a veces se comportan de manera tan extraña). Al escucharlo en una frase normal, en el segundo audio, el fragmento adquiere mágicamente una especie de propiedad musical, e incluso nos parece que la locutora estaba hablando y ha arrancado a cantar.

Esta ilusión auditiva demuestra que un mismo fragmento nos puede parecer discurso o fragmentodependiendo solo en si lo hemos escuchado repetido con anterioridad. Cuando algo se “musicaliza”, la atención del cerebro se desplaza hacia la forma y deja atrás el significado como se puede comprobar fácilmente si repites durante un buen rato la misma palabra. Lo importante es queel cerebro se siente invitado a participar e incluso a seguir el ritmo, lo que hace que la música sea tan universal. Lo explican en Aeon con un ejemplo buenísimo (si fuiste a las discotecas en los 90, claro): Si escuchas la frase ‘What is love?’, tu cerebro trae enseguida la continuación ‘Baby, don’t hurt me, no more’ (el mío mete hasta los arreglos de piano, fueron muchas horas de baile).

[Te interesará: Ponte los auriculares y alucina: así afecta el sonido a tu percepción]

Aún así, es importante destacar que la música no está basada meramente en la repetición y tiene cualidades propias que la hacen reconocible por el cerebro e incluso más o menos atractiva (de eso hablaremos otro día). Una nota de violín nos puede parecer musical sin que exista en ella ningún elemento de repetición, pero cuando empieza a formar parte de la melodía, nuestro cerebro empezará a jugar al juego de reconocer y completar hasta que el tema se instale en nuestra cabeza como si fuera una colección particular de mp3.

Si te ha gustado, no olvides echar un vistazo a más historias en Neurolab y en la sección Yahoo! Mentes.

Fuente: One more time, Elizabeth H. Margulis (Aeon) | Imagen: Woodleywonderworks (Flickr, CC)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: